Muriel Siebert

La primera mujer en Wall Street

En el mundo bursátil sólo hay cabida para un cierto tipo de personas: las que quieren estar allí. Cuando la tenacidad y la perseverancia rayan en la necedad, y la disciplina junto al trabajo duro se vuelven un mantra, el género no es una barrera.

La Bolsa muchas veces se asocia con los hombres, pero lejos de eso, dentro de ella hay mujeres que han hecho historia.

Muriel Siebert es la primera mujer en entrar a la Bolsa de Nueva York (NYSE) como operadora de acciones, pero su entrada al parque bursátil, así como su historia, no son convencionales.

La relación de Siebert con el mercado bursátil comenzó en los años 50 cuando visita por primera vez el NYSE, durante esa década y años posteriores, la única manera de que una mujer ingresara a la Bolsa era como visitante o laborando como secretaria. Las operaciones de corretaje y los puestos directivos eran exclusivos de los varones.

Tras la visita, la idea en Muriel estaba arraigada: ser parte del NYSE, pero como operadora de acciones. Tras ser rechazada en nueve ocasiones, en 1967 Muriel logró comprar su plaza como corredora de Bolsa por cerca de $500,000 dólares. La llegada de la primera mujer a Wall Street era un hecho, el reglamento de aquel entonces no prohibía comprar su lugar y hacer lo mismo que hacían los hombres en ese negocio. Así, 175 años de exclusividad de género habían terminado.

“Las mujeres de hoy pueden hacer lo que quieran. Eso fue parte de ser una feminista. Abrimos puestos de trabajo para las personas. Creamos una igualdad para las mujeres. En 1977, fui beneficiario del movimiento de mujeres porque fui nombrada superintendente de bancos y la gente nunca pensó que una mujer pudiera hacer eso. Ahora, quiero decir, mientras yo era la primera mujer superintendente de bancos, han tenido cuatro desde mí, lo cual es una buena sensación.”

Muriel Siebert

La mujer que rompe 175 años de tradición en Wall Street

El recibimiento de Muriel por sus ahora compañeros fue en pocas palabras inexistente, resaltando las vivencias de las mujeres en el entorno laboral de los Estados Unidos, donde la discriminación abierta y sutil eran una constante.

Siebert literalmente nadó contracorriente, peleó porque su voz y la de otras mujeres se escucharan en un negocio dominado por hombres.

La habilidad numérica y sobre todo el deseo por aprender el negocio, llevó a Muriel a abrir su propia firma de corretaje sólo dos años después de haber ingresado al NYSE (Muriel Siebert & Company), con ello, se convirtió en la primera mujer en todos los Estados Unidos en tener una compañía de ese tipo.

La carrera de ‘Mickie’, como ahora le llamaban sus colegas en el medio, no sólo se limitó al ámbito bursátil, en 1977 dejó de dirigir su empresa para desempeñarse como la primera mujer superintendente de la banca de Nueva York, logrando buenos resultados en tiempos turbulentos para la industria.

Siebert murió en 2013 a los 84 años, pero su legado aún sigue vivo.

En 2017, por primera vez en sus 122 años de historia, la Bolsa de Comercio de Santiago (Chile) tendrá una mujer como directora: Jeannette von Wolfersdorff. O qué decir de Sarah Al Suhaimi, quien dirige un banco en Arabia Saudita y se perfila para ser la presidenta de la bolsa de valores de ese país.

 

Nacimiento

12 de septiembre de 1928

Cleveland, Ohio , EE. UU.

Muerte

24 de agosto de 2013 (a los 84 años)

Ocupación

Operadora de Bolsa
Marcela Moncada
Acerca del autor

Escribir sobre el mercado de valores es el clímax de las cosas que amo. A eso me dedico, pero en resumen les puedo contar que mi nombre es Marcela Moncada. Trader en la bolsa de valores de New York

Deja un comentario