La semilla que agradeceré mañana

Recientemente alguien me hizo recordar uno de mis poemas favoritos; «Aprendiendo», de Jorge Luis Borges, allí Borges plantea que sólo con el tiempo uno aprende que los futuros tienen una forma de caerse a la mitad. La verdad es que lo anterior le da paso a lo que quiero comentarte en este artículo.

Recientemente alguien me hizo recordar uno de mis poemas favoritos; «Aprendiendo», de Jorge Luis Borges, allí Borges plantea que sólo con el tiempo uno aprende que los futuros tienen una forma de caerse a la mitad. La verdad es que lo anterior le da paso a lo que quiero comentarte en este artículo.

Hasta hace unos años se escuchaba a muchos decir que preferían guardar sus ahorros debajo del colchón que ponerlos a producir. Afortunadamente esto quedó en el pasado, Nosotros los Millennials hemos crecido con una percepción diferente de la vida y de cómo queremos vivirla, soñamos con un futuro más cómodo donde podamos disfrutar a plenitud nuestro tiempo; es por esto que surgen en nosotros una serie de ideas que nos impulsan a querer producir más dinero.

Es claro que para muchos de nosotros, aquella vida que soñamos tener, requiere de más de una fuente de ingresos, necesitamos dos, tres, y porqué no, hasta cuatro, más aún sabiendo que cualquier día algo nos puede faltar y que ese futuro que soñamos podría venirse abajo si no estamos asegurados. 

Con todo esto surge la inquietud invertir en algún tipo de negocio que realmente sea rentable, y durante esta búsqueda aparece el trading como una muy buena alternativa, pero ¿realmente lo es?

¿Es el trading una opción para ahorrar e invertir?

La respuesta es .

Lo que debes saber es que el trading no es una inversión a corto plazo. Pasará un buen tiempo para poder formarte como un trader profesional, necesitarás invertir en una buena educación que se rentabilizará en el futuro. De hecho, la mejor cara del trading es a largo plazo y es una excelente decisión de inversión para tu futuro.

Cuando aprendes a operar enfocado en tu estrategia, cuando dejas de pensar en los números y una renta fija diaria, cuando comprendes que las muchas operaciones enriquecen más al broker que a ti, empiezas a operar de forma más sensata. No importa si te conviertes en un trader scalper, intradiario, swing o position, te darás cuenta que puedes generar excelentes ingresos o gestionar muy bien tus ahorros. Sólo necesitas decidir hacerlo.

 

Quiero invertir en el mercado de valores, pero no quiero formarme como trader

Tengo un par de amigos  que han multiplicado sus ahorros comprando acciones a largo plazo. Uno de ellos compró acciones de Amazon cuando sólo valían USD 400 hace un poco más de 3 años; hoy Amazon cotiza alrededor de los USD 2000, dichas acciones son el ahorro para la universidad de su nieta. Otro de ellos compró acciones de Netflix a 96 uds y las vendió cuando cotizaban a USD 350, 2 años después. Como ellos, conozco muchas personas que manejan su cartera de inversión a largo plazo. Los casos más recientes corresponden a las acciones de marihuana, las cuales se han valorizado hasta más de un 1.000% durante éste año debido a su legalización en algunos países.

Tener nuestros ahorros escondidos o en una cuenta que no genera ningún tipo de beneficio ya no es una opción. Cuando estableces metas, tienes claro qué tanto estás dispuesto a arriesgar y si cuentas con una buena asesoría en compra y gestión de cartera puedes hacerlo. Siembra la semilla y con paciencia dale su tiempo para crecer, invertir para el futuro es la mejor decisión que puedes tomar hoy y que agradecerás mañana.

 

Marcela Moncada
Acerca del autor

Escribir sobre el mercado de valores es el clímax de las cosas que amo. A eso me dedico, pero en resumen les puedo contar que mi nombre es Marcela Moncada. Trader en la bolsa de valores de New York