El periodo alcista más largo de la historia

Wall Street celebró el pasado 21 de septiembre un récord muy especial, ha tocado un cielo de los 2940,91 puntos.

El mercado alcista que comenzó el 9 de marzo de 2009 se ha convertido en el más largo de la historia, al superar la anterior marca de 3542 días en los años 90. Un periodo en el que el índice avanzó un 420% y que finalizó con el estallido de la burbuja de las ‘puntocom’ en marzo de 2000. Anteriormente, otro ciclo al alza semejante al de ahora, duró hasta que en 1929 Wall Street colapsó, lo que pasaría a llamarse el ‘crash del 29’.

Han pasado más de nueve años desde que el S&P 500, el principal indicador mundial, tocó un mínimo en la simbólica cifra de 666 puntos, que, en esta ocasión, se convirtió en un suelo de mercado a partir del cual la Bolsa de Nueva York inició una tendencia alcista que ha superado los récords anteriores de duración.

Desde su mínimo de 2009, el indicador se ha revalorizado un 330%, con una rentabilidad anual media del 17,7%.

¿Qué podemos esperar ahora?

Pero este hito no necesariamente es bueno de cara al futuro. Dicen que los mercados alcistas no mueren de viejos y muchos se preguntan si este período excepcional, para el mercado bursátil estadounidense, terminará en lágrimas. Los antecedentes no han traído nada bueno después.

Sin embargo, para la mayoría de los analistas de momento, no hay motivos para alarmarse. El hecho de que los inversores se planteen abiertamente qué puede pasar ahora, sugiere que no estamos en medio de la “exuberancia irracional” de finales de los años 90, cuando nadie pensaba que la subida fuera a acabar.

Intentar calcular cuánto tiempo más puede durar la racha actual es difícil, pero como traders debemos estar atentos cuando el mercado deslumbre señales de una fuerte corrección, o por qué no, un cambio de tendencia.

¿Cómo nos preparamos para el final o la corrección de la tendencia?

Existen diversos indicadores de euforia que suelen coincidir con los máximos bursátiles históricos que también nos avisan que podríamos estar en un final de tendencia:

  • Compras apalancadas en bolsa en niveles muy altos: En los máximos de bolsa de 2000 y 2007 la euforia de los inversores supuso la toma de riesgos excesivos invirtiendo en bolsa crédito. También suele ocurrir que un brusco descenso en las compras apalancadas es justo la antesala del pico de la bolsa y del cambio de tendencia.

 

  • Riesgo de iliquidez:  Los diferenciales o “spreads” de compra y venta son los muy elevados

 

  • Los grandes cambios de tendencia suelen ser precedidos de un gran escándalo, minando la confianza y la creencia en un mercado alcista imparable: Normalmente suelen ser alguna quiebra de una gran entidad financiera de moda. Recordemos como en el 2008 la quiebra de Lehman Brothers dio paso a la última crisis de los mercados.

 

  •  Un ultimo indicador de euforia que suele coincidir con los máximos en los mercados son el volumen de fusiones y adquisiciones: Máximos de compras de empresas y si además son acompañadas con deuda suelen ser síntomas premonitorios.

 

Shopping Street

 

Marcela Moncada
Acerca del autor

Escribir sobre el mercado de valores es el clímax de las cosas que amo. A eso me dedico, pero en resumen les puedo contar que mi nombre es Marcela Moncada. Trader en la bolsa de valores de New York