Cómo funcionan las Opciones Financieras

En un artículo  anterior hablé sobre qué eran las opciones financieras y algunas de sus características, esas que las hacen ser un excelente instrumento de operación para traders con carteras pequeñas, pero también, aquellas características que hacen que éstas sean complejas y requieran de traders bien formados. En este, quiero con mayor detalle explicarles cómo funcionan las opciones.

Si bien el trading de opciones tiene beneficios significativos, también tiene riesgos significativos. Cada trader de opciones necesita una comprensión sólida de cuáles son estos riesgos y cómo pueden afectar su trading.

Una definición más detallada

Un contrato de opciones es una inversión  que otorga al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender una cantidad específica de  bienes o valores del activo que se deriva, que en adelante llamaremos, activo subyacente o simplemente el subyacente; a un precio predeterminado, conocido como strike o precio de ejercicio, hasta una fecha concreta, conocida como fecha de vencimiento. Un contrato de opciones estándar controla 100 acciones del subyacente.

 

Un ejemplo para entender mejor cómo funcionan las opciones

Para entender un poco mejor cómo funcionan las opciones, recreemos la siguiente situación. Tenemos las acción ABC, la cual está cotizando actualmente a un precio de $100. El Trader A piensa, con base en su respectivo análisis, que el precio de ésta va a aumentar, por lo que decide especular comprando un contrato de opciones a un precio de ejercicio o strike de $110 y con  vencimiento al próximo mes. Esta compra le dará al Trader A el derecho de comprar 100 acciones de ABC a $110, sin importar el precio de cotización real, antes de la fecha de vencimiento. Sin embargo, para obtener este derecho, el Trader A deberá pagar el precio del contrato, o prima de la opción, como se conoce; en este caso, digamos que la prima tiene un valor de $2, que al multiplicarse por las 100 acciones que representa el contrato, resulta en un valor total de $200 sin tener en cuenta las comisiones del broker.

Con la compra de un contrato, el trader no ha comprado la acción, sólo ha adquirido el derecho a comprar.

Dejemos correr el tiempo en nuestro ejemplo

Ahora supongamos que todo salió como el Trader A lo esperaba, es decir, el valor de la  acción ABC se disparó y ha alcanzado un valor de $120. Por cada dólar que la acción suba, la opción también lo hará, pero no necesariamente en la misma proporción, de esto quiero hablarles con mayor detalle en otro post. Digamos que en este caso la prima de la opción pasó de $2 a $3, por lo que nuestro amigo, el Trader A, ahora tiene un contrato de opciones mucho más caro, el cual puede vender en este mismo momento y ganarse la diferencia entre lo invertido y lo obtenido, que en este caso sería de $1, lo que se traduce en $100; porque recuerden que cada contrato representa un paquete de 100 acciones.

 

 

ejemplo compra call

Este pequeño escenario sólo nos ilustra una de las situaciones que se pueden presentar en el universo de operativa de las opciones, conocida como la compra de opciones tipo call. En el próximo post hablaremos sobre los dos diferentes tipos de contratos de opciones: Call y Put.

Marcela Moncada
Acerca del autor

Escribir sobre el mercado de valores es el clímax de las cosas que amo. A eso me dedico, pero en resumen les puedo contar que mi nombre es Marcela Moncada. Trader en la bolsa de valores de New York